¿Qué es la Hipnosis?

La hipnosis es tanto un estado natural de la mente, como un proceso... un proceso en el cual el paciente y el terapeuta cooperan en beneficio del paciente.

 


Durante muchos años, la hipnosis estuvo primariamente asociada al teatro o al music hall, donde los hipnotizadores seleccionaban miembros de la audiencia para ponerlos en trance. A menudo, el sujeto era persuadido a actuar, o a confesar deseos o temores inconscientes.

Como era de esperarse, la hipnosis desarrolló una mala reputación en la mente del público, y en la profesión médica. Ahora, sin embargo, todo ha cambiado.

Cuando la medicina combina el arte y la ciencia, deriva en la hipnoterapia. Aunque la hipnosis ha existido por cientos, sino miles de años… el uso médico moderno de la hipnoterapia... tal como fuera sancionado por la Asociación Americana de Medicina... logra su reconocimiento formal en 1958.

La fascinación y curiosidad circundante a la hipnosis, ha abarcado más de doscientos años. En un intento por explicar este increíble fenómeno, varias teorías emergieron tempranamente en esta búsqueda científica, contribuyendo a un concepto equivocado acerca de la hipnosis. A finales de 1700, Franz Anton Mesmer creía que el hombre podía redistribuir el fluido magnético existente en todos los humanos, para producir la curación. Poco después del auge de la teoría de Mesmer, James Braid, un cirujano escocés trabajando en Manchester, Inglaterra, acuñó el término “hipnosis”.

Aunque la palabra “hipnosis” proviene de la palabra Griega “sueño”, el individuo hipnotizado no permanece inconsciente ni dormido. De hecho, mientras un individuo es hipnotizado, él o ella está más alerta que nunca.

Tras una sesión de hipnoterapia, la mayoría de los pacientes expresa sentimientos de profunda relajación y paz. La hipnosis es un sentimiento que uno debe experimentar para una completa apreciación.

Durante el siglo 19, científicos médicos intentaron establecer un vínculo entre la hipnosis y varios estados patológicos. No fue hasta fines del 1800 que los teóricos comenzaron a sugerir que el sujeto controla la hipnosis.

En 1882, Hippolyte Bernheim, un profesor de medicina de la Universidad de Nancy, Francia, propuso la idea de que bajo la hipnosis todo el poder reside en el paciente. Antiguamente considerada una técnica que implicaba la entrega del sujeto a la voluntad del hipnotizador, se sabe hoy en día que se requiere la total cooperación del sujeto para una sesión efectiva.

Durante los años 20, psicólogos como el Profesor de Yale, Clark L. Hull, condujeron investigaciones experimentales sobre la hipnosis. Hull desmitificó la técnica al proponer que la hipnosis era esencialmente una parte normal de la naturaleza humana. El factor más importante implicado en la hipnosis, según sostenía Hull, era la imaginación del sujeto.

Recientemente, usando lo último en tecnología en sistemas de monitoreo cerebral, el Neuropsicólogo Pierre Rainville, de la Universidad de Montreal, estableció que el cerebro experimenta varios cambios psicológicos mientras permanece bajo hipnosis, particularmente en la producción de imágenes mentales, atención sostenida y relajación.

La hipnosis moderna ha evolucionado hacia una práctica respetable, y hoy en día es utilizada por hipnoterapeutas certificados, doctores, psicólogos y para el cumplimiento de la ley. Esta técnica es utilizada de varias maneras, por ejemplo, para el control del dolor, desórdenes relacionados al stress, anestesia, psicoterapia y recuperación de memoria. También se emplea para un amplio rango de fobias, ansiedad, y otros desórdenes psicológicos. Es especialmente útil para dejar de fumar, perder peso y controlar el stress.

La hipnoterapia es completamente segura y útil. Se utiliza a menudo en el control del dolor, tratamientos de cáncer, desórdenes de stress en casos donde otras prácticas médicas serían poco aconsejables, tal como la anestesia utilizada en pacientes con enfermedades cardíacas severas.

La hipnoterapia es también muy útil en áreas donde hay pocos tratamientos médicos efectivos... aparte de las drogas... como la reducción del stress, problemas sexuales, fobias, insomnio, tabaquismo, pérdida de peso y falta de motivación. La hipnoterapia es útil en áreas legales, siendo algunas veces la única manera de descubrir piezas vitales de evidencia.

Si usted o su doctor, alguna vez pensaron que su problema “está en su cabeza”, entonces la hipnoterapia puede ser su solución ideal. Si su mente creó su problema, entonces su mente puede utilizarse para curarlo.

 

Las únicas personas que no pueden ser hipnotizadas a una profundidad que pueda serles útil son los débiles mentales, los insanos y los seniles. Asimismo, los niños que no hayan desarrollado aún suficiente poder mental no pueden ser hipnotizados... dado que el uso de la hipnosis requiere poder mental.

La hipnoterapia, usualmente ahorra tiempo al paciente. Como usted sabe, el tiempo es dinero. La gente que puede recibir ayuda por medio del hipnotismo, verá los cambios rápidamente. Por supuesto, el paciente debería estar muy motivado, y tener un fuerte deseo a cambiar. Desde que la hipnosis es un estado natural de la mente, usted no debe esforzarse demasiado para que la hipnoterapia sea efectiva. De hecho, es todo lo contrario.

La primer regla que todos deben aprender acerca de la hipnosis es: Mientras más lo INTENTE, más fallará. Entonces, no INTENTE ser hipnotizado... simplemente permanezca pasivo y DEJE QUE SUCEDA. Por supuesto, se espera que el individuo hipnotizado se concentre en las recomendaciones que le son presentadas por el terapeuta, y no criticarlos o analizar “¿Cómo Lo Estoy Haciendo?” Simplemente DESEE que suceda. ESPERE que suceda. DÉJELO suceder... y SUCEDERÁ!

La hipnoterapia es un proceso mental natural. Kenneth Grossman combina este proceso mental con el poder de la sugestión pulida a una brillante suavidad. La Sugestión es el corazón de toda sesión de hipnosis. Viene en un momento cuando usted está más sensible. Despierta su profundo subconsciente para lograr los resultados deseados.

Ya sea eliminando el hábito de fumar, perdiendo peso y poniéndose en gran forma, golpeando una pelota de golf con más concentración de la que jamás haya imaginado... o superando el miedo al rechazo en una situación de venta... o realmente disfrutando su próxima visita al dentista... la hipnoterapia puede ayudarlo a lograr los resultados más rápido de lo que jamás lo haya soñado posible.

La hipnoterapia es una placentera y agradable manera de destrabar el potencial de su subconsciente. Gracias por visitar nuestro sitio web. Estamos aquí para ayudarlo a mejorar su vida mediante la hipnosis. Asista a nuestro seminario para obtener más información acerca de la hipnosis. Estará feliz de haberlo hecho.